Historias de hombres que van por el mundo con su mochila a cuestas.

Ayahuasca y sus visiones. Trasgresión de prácticas shamánicas.

Sobre la ayahuasca se comentó en el artículo anterior "Pucallpa: Donde el caos y la magia conviven perfectamente". Invitamos a leer sobre dicha planta en el referido artículo. Aquí les ofrecemos algunos datos complementarios.

 

La comunidad nativa de San Francisco es cuna de curanderos. Aquí las sesiones de ayahuasca se realizan muy a menudo. Durante mi segunda visita a este lugar, me dediqué a observar y tomar apuntes sobre los comentarios que recibía de curanderos, enfermos y turistas, muchos de ellos atraidos por las visiones de la ayahuasca.

 

Sin embargo, conversando con el curandero Efraín Ramos Vásquez, me mostró un aspecto poco común sobre la ayahuasca y el trabajo de los curanderos. La planta es considerada como "la medicina sagrada" para ellos. Sin embargo, considera que se está distorcionando su uso. El comercio, originado por el interés masivo sobre los efectos de la planta, está originando que se pierda la real dimensión de ella.

 

Para empezar, la ayahuasca no es una medicina. Es un nexo, un medio de comunicación que el curandero utiliza para detectar la enfermedad del paciente. Es como "una radigrafìa mental", donde el maestro percibe los puntos débiles del enfermo, para luego recetarle la medicina natural, basada en hierbas y plantas, de acuerdo a sus necesidades.

 

Ramos Vásquez señala que no es necesario que el paciente ingiera ayahuasca. Esa es tarea del curandero, quien se prepara y somete a disciplina para realizar dicha labor de médico. Resulta muy fácil que el paciente ayune y se mantenga en reposo sólo para ingerir la planta. Esto es un proceso continuo y no de solo unos dìas.

Refirió que a los pacientes se los somete a dosis altas de ayahuasca, haciéndolos sufrir con los ayunos prolongados. Pero el trabajo mayor lo tiene el curandero.

 

Sobre el por qué la ayahuasca se toma en total oscuridad, resaltó que las visiones son mucho más intensas en la noche, que en la luz del día. Sin embargo, si es una urgencia,  el curandero tiene licencia a beberlo en el día, con el fin de diagnosticar el mal que padece la persona.

 

http://fernando.bloges.org/img/shi19.jpg http://fernando.bloges.org/img/shi16.jpg http://fernando.bloges.org/img/shi17.jpg

 

La preparación de un curandero es muy dura y prolongada. Debe someterse a una vida equilibrada, sin excesos de ningún tipo. Ayunos prolongados, oraciones, dosis cada vez más altas de ayahuasca ayudarán a una correcta formación del curandero. No se percibe que un discípulo pretenda ser maestro, sin realizar sacrificios.

 

Durante las sesiones, se recomienda la presencia de dos o más curanderos. Esto es porque durante la toma de la ayahuasca se mueven fuerzas espirituales, positivas o negativas, que un solo curandero no podría resistir. El apoyo de otros médicos es importante para que éste no reciba todas las energías negativas que transmita el paciente.

 

http://fernando.bloges.org/img/shi52.jpg http://fernando.bloges.org/img/shi54.jpg http://fernando.bloges.org/img/shi48.jpg

 

Sin embargo, hizo un análisis sobre el peligro que conlleva el interés masivo sobre la ayahuasca. La comercialización del producto por curanderos que sólo los mueve el interés económico, está afectando la imagen de la planta, relacionándola incluso como "droga" por ciertos sectores de la ciencia. Las normas rigurosas en los aeropuertos para evitar la entrada ilegal de sustancias sicoactivas, está alcanzando a la ayahuasca. Pueda ser que pronto se prohíba el consumo de la planta y su comercialización.

 

Incluso se están haciendo pruebas en laboratorios para crear sus compuestos de manera artificial y comercializarla como droga. Es fácil diagnosticar, aunque suene exagerado, que pronto esta planta sufrirá similar lucha con la hoja de coca. 

Las malas prácticas de turistas en llevar a su país dicho preparado en botellas de vino o cualquier otro empaque, para ser consumida fuera de su contexto real, hace peligrar el verdadero espíritu de las plantas de la amazonía.

 

Sobre los cantos.

En otro capítulo se habló sobre los cantos en las ceremonias. Estos consisten en sonidos guturales o en dialecto shipibo. Su importancia en la ceremonia,es que otorga un equilibrio al paciente, relajándolo. también se ahuyentan a los malos espíritus.

Lo más curioso que comentaron algunos curanderos, es que luego de la ceremonia no se acuerdan de lo cantado. Es como si ellos sólo fueran el instrumento, un parlante donde la planta trata de comunicarse a través de los cantos, y que varían en cada sesión. Ninguno se repite.

 

Algunos musicólogos han tratado de grabar los cantos shamánicos, usando tecnología muy avanzada. Los resultados han variado de acuerdo al interés que los mueve. Ramos Vásquez señaló que donde prima el interés económico, la planta tiende a revertir los efectos, perjudicando a la persona.

De igual modo, muchos pintores beben ayahuasca para inspirarse en las visiones y dibujarlas. Esto es correcto mientras se pida permiso a la planta y se revierta lo prestado en ayuda a la población.  

 

 

Fernando Vilchez santisteban

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: